CORONAVIRUS (COVID-19): CHECK HERE FOR LATEST INFORMATION, NEWS AND MORE
BlueNet SPECIALITIES
Cardiología

¿Cómo la sal puede afectar tu presión arterial?

La sal le da un sabor único a nuestros platillos, pero se debe consumir de forma moderada para evitar problemas en nuestra presión arterial.

¿Cómo la sal puede afectar tu presión arterial?

Cuando piensas en la presión sanguínea, es posible que no recuerdes tus riñones. Pero cuando estos órganos con forma de frijol sufren daño o se desequilibran, tal vez por una gran ingesta de  sal, tanto tu presión arterial como tu corazón pueden sentir las repercusiones. Comer demasiada sal, puede hacer más difícil que los riñones eliminen el líquido que se acumula en tu sistema  y aumentar tu presión arterial


¿Cómo afecta esto al corazón? Con el tiempo, el consumo excesivo de sal puede provocar presión arterial alta (hipertensión), que endurece y  estrecha los vasos sanguíneos. La sangre y el flujo de oxígeno a los órganos clave disminuye; por lo tanto, el  corazón se esfuerza más para bombear sangre a todo el cuerpo, lo que aumenta aún más la presión arterial

La hipertensión no controlada también puede dañar las paredes de las arterias, que comienzan a acumular grasa,  lo que lleva a enfermedades cardíacas y posiblemente un ataque cardíaco o un derrame cerebral.

¿Cómo afecta esto a los riñones?
La hipertensión ejerce una presión adicional sobre las unidades de filtrado de los riñones, lo que puede producir  cicatrices. Esto afecta la capacidad de los riñones para regular el líquido, lo que aumenta la presión arterial.
Desafortunadamente, la gran mayoría de las personas con enfermedad renal no se dan cuenta de que la tienen.  Los signos y síntomas pueden atribuirse a otras afecciones, y generalmente aparecen cuando los riñones ya han  comenzado a fallar.  

Estos son los síntomas a tener en cuenta:

  • Fatiga inusual
  • Problemas de sueño
  • Picazón en la piel seca
  • Disminución de la micción
  • Sangre o espuma en la orina
  • Hinchazón en los tobillos, pies o alrededor de los ojos
  • Falta de apetito
  • Calambres musculares


La sal afecta a las personas de manera diferente, algunas personas pueden consumir sodio sin afectar su presión arterial; pero para otros, incluso un ligero aumento en la ingesta de sodio causa estragos en la capacidad de los riñones para regular el líquido y aumenta la presión arterial
La sensibilidad a la sal es más frecuente entre las personas de mediana edad y de edad avanzada, el sobrepeso,  la obesidad y los afroamericanos. 


Cambio en estilo de vida para mejorar esta situación

  • Comer una dieta baja en sodio (menos de 2 gramos de sodio por día), especialmente si estás en riesgo
  • Limitar el alcohol 
  • Hacer ejercicio regularmente 
  • Mantener un peso saludable 

Sin embargo es posible que también necesites medicamentos para bajar la presión arterial, como:

  • Diuréticos o píldoras de agua que aumentan la micción para ayudar a descargar el exceso de líquido
  • Inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina (tabletas para la hipertensión) 


Es esencial consultar a un especialista en Cardiología para diagnosticar cualquier problema relacionado a enfermedades cardiovasculares y  poder comenzar un tratamiento que te ayude a controlar los síntomas.  Al momento de consultar a tu Cardiólogo procura llevar un registro de tus dolores con una descripción detallada de los síntomas, duración y qué crees que los desencadenó. También menciona cualquier medicamento que estés tomando. 


BlueNetHospitals - Hospital Los Cabos 
BlueNet Hospitals