CORONAVIRUS (COVID-19): CHECK HERE FOR LATEST INFORMATION, NEWS AND MORE
BlueNet SPECIALITIES
Pediatrics and Neonatology

Haces un gran trabajo manteniendo a tus hijos seguros en casa...

Pero, ¿pensaste en estos productos o situaciones peligrosas? Los accidentes pueden suceder en cualquier lugar, incluso en casa

Haces un gran trabajo manteniendo a tus hijos seguros en casa...

Sin duda, la mayoría de las personas pensamos que nuestro hogar es uno de los espacios donde nos podemos sentir más seguros y tranquilos. Y aunque en teoría, este pensamiento es real, los accidentes domésticos son uno de los motivos más frecuentes de consulta en la Sala de Urgencias durante la edad pediátrica. 


Los descuidos, la falta de información, prevención y seguridad son algunos de los factores que rodean a los accidentes, los cuales pueden suceder en cualquier lugar incluso en la casa. Si quieres minimizar estos riesgos lo más posible, el primer paso es la prevención.

Etapas del crecimiento y factores de riesgo comunes por cada edad del niño:


  • De 0 a 6 meses de vida: desde recién nacidos hasta los seis meses de vida del bebé los accidentes más comunes registrados son lesiones por caídas del cambiador o de la cama, sofocación en la cuna y quemaduras por el agua al momento del baño.

  • De 6 meses a 1 año de vida: Tu bebé empieza a llevarse las manos (y cualquier objeto que tenga a su alcance) a la boca pues se está convirtiendo en un explorador, durante esta etapa (y la siguiente) tu bebé necesita una vigilancia inmutable. En esta fase, los accidentes más comunes son los atragantamientos, hay que vigilar todo aquello que esté a su alcance y que se pueda llevar a la boca. 

  • De 1 a los 3 años: En esta interesante etapa, tu niño está aprendiendo a pararse y caminar por sí solo. Poco a poco va adquiriendo autonomía y mayor movilidad, aquí salta de ser un explorador a ser un investigador. Las lesiones que suceden con más frecuencia a esta edad son golpes, caídas y quemaduras. Esta es la edad perfecta para enseñar a tu hijo sobre la existencia de situaciones peligrosas y cuál debe ser su actitud correcta.

  • De los 3 a los 6 años: Durante estos años de vida de tu hijo, se convierte en un curioso. Cada vez tiene más actividad física y es más autónomo para todo. Al igual que en la etapa anterior, los golpes y las caídas protagonizan las lesiones más frecuentes; sin embargo, también se registran accidentes producidos por productos tóxicos, chicles, frutas con hueso, medicamentos y otros productos relacionados por la curiosas que pueden producirle a tu hijo por sus colores o empaques llamativos.

  • De los 6 a los 12 años: Poco a poco, tienes que aceptar que tu hijo deja de ser un bebé o un niño pequeño, en esta “edad escolar” el interés deja de estar solo centrado en la familia y se amplía al ámbito escolar, al grupo de amigos y a los vecinos con los que sale a jugar. Tu hijo comienza a tener mayor relación social y está en la etapa de experimentación. Las lesiones más comunes son traumatismos y golpes causados por prácticas deportivas y juegos. Así mismo accidentes de tráfico como peatón o como pasajero. Por ello, es muy importante que se establezcan reglas de convivencia y disciplina de manera preventiva. Recuerda que tu hijo aprende, sobre todo, a través del ejemplo y lo que ve y no solo de lo que se le dice.

 


En este artículo encontrarás algunos consejos útiles para hacer de tu hogar un lugar mucho más seguro y para alejar a tus hijos lo más posible de los peligros que pueden ser prevenidos.


Haces un gran trabajo manteniendo a tus hijos seguros en casa...


Productos de limpieza:

  • Mantén los productos de limpieza, el cloro, el detergente, jabón de trastes y los demás productos similares fuera de la vista y del alcance de tus hijos. En la medida de lo posible, mantenlos en un armario o cajón que esté cerrado y sea lo más inaccesible posible para tu pequeño

  • Por ninguna razón traspases los productos de limpieza en envases inapropiados que puedan confundirse con agua, jugo, refrescos, o cualquier otro alimento. Conserva sus envases originales y procura comprar marcas que tengan cierres a prueba de niños


Productos de cuidado personal:

  • Mantén alejados tus productos como enjuague bucal, perfume, tintes de cabello, esmalte de uñas. Tú hijo te observa utilizar estos productos diariamente y seguro querrá repetir esas acciones algún día. Es mejor prevenir.


Objetos de filo y/o cristal:

  • Guarda bajo llave los cuchillos, tijeras, rastrillos, herramientas y utensilios de costura

  • Utiliza trastes de plástico cuando sirvas los alimentos a tus hijos, de esta manera evitamos que posibles cortaduras en caso de que se rompa algún traste de cristal


Objetos pequeños:

  • Los bebés y los niños pequeños, naturalmente tienen un deseo de meterse cosas en la boca, nariz y/o oídos. Por lo que durante los primeros tres años de vida, debes prestar especial atención a esto

  • A la hora de comprar juguetes para tus hijos, comprueba que no tengan piezas pequeñas que tu hijo pueda meterse a la boca y tragar

  • Si tus hijos ya están en la edad de exploración, prohíbeles jugar con bolsas de plástico o cuerdas. Asegúrate también que los cordones de tus cortinas o persianas estén fuera de su alcance


Utensilios de belleza y para el cabello:

  • Tus herramientas para arreglar el cabello como secadora, rizadora, plancha y rulos son objetos potencialmente peligrosos para tus hijos pequeños, mantenlos en un lugar seguro. Lo mismo con tus cosméticos


Tomas de corriente:

  • Coloca tapas protectoras en las tomas de corriente que no usas normalmente (son fáciles de adquirir en las ferreterías y en muchos supermercados) 

  • Desconecta siempre después de su uso cualquier aparato eléctrico

  • Enseña a tus hijos lo peligroso que es tocar enchufe

  • Evita los cables empalmados


Escaleras:

  • Si en tu casa tienes escaleras, considera colocar  barreras o rejillas de seguridad para impedir el acceso a tu bebé cuando comience a caminar

  • Los pasamanos de las escaleras deben mantenerse en excelente estado


Quemaduras:

  • Mantén a los niños fuera de la cocina siempre que sea posible

  • No cocines nunca con tu bebé en brazos

  • Mantén los mangos de los sartenes siempre girando hacia el interior de la estufa

  • Mantén fuera del alcance de tus hijos bebidas calientes, cerillos y mecheros

  • Coloca un extintor en tu casa y comprueba regularmente su funcionalidad


Mantén un Botiquín en casa:

Tener a la mano un botiquín puede ser de mucha ayuda. Busca que esté lo más completo posible y que contenga las cosas básicas como: gasas, curitas, vendas, algodón, alcohol, desinfectante, agua oxigenada y ungüentos antiinflamatorios.


¿Qué hacer si se presenta un accidente?


Ante una urgencia médica, primero mantén la calma, y llama al teléfono de Emergencias de BlueNet Hospitals(624) 1043.911 donde un experto te asesorará sobre cómo actuar.


Finalmente, recuerda que tus hijos y su salud son lo más preciado, no permitas que los accidentes domésticos sean una fuente de preocupación, asegura tu hogar.